Pues no hay foto

By , 28 Enero, 2010

Para mi desesperación, he recordado que hice “algo” con la sudadera este verano, haciendo limpieza de ropa vieja.
Seguramente la tenga guardada con cosas de acampada, dentro de un armario perdido, o en el pueblo, criando polvo.

Prometo que en cuanto la recupere, postearé la prometida foto.

El segundo gran diluvio y entrevista al desnudo (IV)

By , 27 Enero, 2010

(empieza la historia completa aquí)

La chica de RRHH (bueno, vale ya de llamarle chica, que pasaba de 32 tacos) me dijo que cerca había una tienda de camisas, que podía comprar algo para estar presentable ante el psicólogo.
Bajé (si, con la rebequita de punto, que no se os olvide) y fuí a la tienda que decían. Por cierto, fuera hacía un sol de justicia.
Ups, estaba cerrada. Eso sí: MENOS MAL!!!! La tía pija me había mandado a una tienda pichi. Estamos hablando de camisas de 50€ para alguien que buscaba su primer trabajo.
Estuve mirando y no vi ninguna tienda. Lo único que vi, fue un DIA. Pensé que lo mismo vendían allí camisas (obviamente, de las malas). Pero no.
Lo único que vendían para taparme eran sudaderas. De 6 euros (aún no se cumplía el año de la implementación del euro). La compré y me la puse. ¡¡¡Ya no estaba desnudo!!! ¡¡¡Tenía una sudadera de 6€!!!
Y me fuí tan contento a realizar la entrevista. Os lo creáis o no, aún tenía esperanzas en que me cogieran en la empresa.
Subí arriba y me encontré con un compañero de la facultad. Ahí me di cuenta del aspecto REAL que yo presentaba.
Él estaba impecable, con camisita blanca, chaqueta, corbata y unos zapatos que deslumbraban de brillantes.
Yo estaba con el pelo asqueroso, revuelto y pegado, unos zapatos mojados y deformados, pantalones llenos de barro y mi impagable sudadera del DIA.
Ahí por primera vez me empecé a plantear que la entrevista no iba bien.
Ya me arrepentía de no haber aplazado la entrevista, solo tenía ganas de pegarme una ducha y estar durmiendo hasta el día siguiente.

Y entonces, ví algo que cambió radicalmente el curso de toda la historia.

Asumí algo que sería un clásico a partir de entonces en muchas de mis entrevistas: asumí que hay miles de empresas. Que cierran muchísimas y se crean muchísimas más, y que aunque la vida da muchas vueltas, si me dejaba joder en la entrevista, me joderían vivo en el trabajo posterior.
En mi próximo post cierro (por fín) la historia y os cuento por qué entré afilando el machete a la última entrevista con el psicólogo. La sangre salpicó las paredes.

PD: Mañana publico la foto de LA MÍTICA SUDADERA que 7 años después AÚN CONSERVO!!!!

Continúa aquí

Definición: Cárnica

By , 25 Enero, 2010

Real Academia del Currante

Diccionario alternativo del trabajador. Edición primera

Cárnica:

  1. f. Empresa dedicada al outsorcing. Es decir, a la cesión de trabajadores a otra empresa para prestar servicios.

Charcutera:

  1. f. Empresa cárnica que han demostrado tratar muy mal al trabajador o ser muy cutres.

Explicación:
Para cualquiera habituado a trabajar en empresas relacionadas con la informática, estará acostumbrado a esta terminología.
Todo viene del concepto de “venta de carne“. Los programadores somos “carne” para vender.
Por lo general, las empresas nos ceden al cliente final y se olvidan de nosotros hasta el día en que nos cambian de sitio.

Al llegar la navidad y ver cómo toda la gente tiene regalo en la empresa en que trabajas y tú no porque no eres trabajador directo suyo, te da algo de pena.
Cuando ves que tu empresa no te da ni un vasito de agua porque las chuletas no merecen nada (eres CARNE, te recuerdo), lo que sientes es vergüenza. Y no solo ajena:
-Coño, Carlos, ¿no os dan cesta?
-Ehhh, si, nos dan un par de botellitas de vino, pero tendríamos que ir a la oficina central a recogerlas y no me gusta, así que paso.

Muy triste, si.

El segundo gran diluvio y entrevista al desnudo (III)

By , 20 Enero, 2010

(empieza la historia completa aquí)

Si, continúa. Y queda bastante, ojo.
Tras los psicotécnicos me llevaron ante el que sería jefe de mi jefe.

Un hombre trajeado, con gesto serio y pinta de no dejar pasar una. Ya le habían puesto en antecedentes, así que según entré… el tío se estuvo descojonando de mí 10 minutos o así.
Me comparó con su hijo y dijo que los jóvenes éramos algo inconscientes y que pasábamos de los consejos paternos. Por el tono paternal en que me decía esto, yo ya sabía que este tío estaba de mi lado, así que me relajé bastante.

Luego, él me contó que estas cosas nos pasan a todos:
En su primera entrevista, se le rajó el pantalón dejándole todo el culo al aire. Se tuvo que cubrir con la chaqueta durante la entrevista y no, no le cogieron.

Con esto, me tranquilizó bastante. Cuando nos pusimos a charlar sobre cosas técnicas, vio que le casaba en su perfíl (buscaban a licenciados sin experiencia, no era dificil) y nos despedimos.

Fin de la traumática entrevista.

¿o no?

Pues no :'(

Marv bajo la nieve

Me encaminaba a la puerta cuando la chica de RRHH me dijo que podía hacer la entrevista con el psicólogo.
NUNCA habían hecho las tres entrevistas en un mismo día, pero ya que había tiempo…

Lo primero de todo: ¿tres entrevistas? ¿pero para qué es el puesto? ¿ingeniero para la NASA? amos, no me jodas.

Lo segundo: ¿NUNCA hacéis las tres el mismo día? ¿Queréis tener tema para descojonaros durante la comida durante los próximos años?

Lo lógico habría sido decirle a la entrevistadora que aplazásemos la entrevista, pero ¡NO! decidí que un poco de lluvia no iba a joder mis planes.

Si, la frase de arriba TAMBIÉN es copypaste del anterior post y del anterior. Pero sigue siendo igualmente válida.

Sigue aquí

Definición: Hacer un Garay

By , 18 Enero, 2010

Real Academia del Currante

Diccionario alternativo del trabajador. Edición primera

Hacer un Garay:

  1. tr. Irse de un lugar sin previo aviso. Despedirse “a la francesa”.

Explicación:
En mi actual empresa, se dio un caso record:

Una persona entró en un puesto de responsabilidad y antes de cumplir la semana se fue !!!! (le llamaron de otra empresa, no es que le hiciésemos moving los compañeros)

Además, no se despidió de la gente. Fue un “Garay se ha ido”.

Tras un par de bromas, el “hacer un Garay” se fue imponiendo como sinónimo de irse de un sitio sin despedirse

Desde entonces, estamos concienciados de querer normalizar el término para que sea de uso común. ¡¡¡¡UNETE A NOSOTROS!!!!

El segundo gran diluvio y entrevista al desnudo (II)

By , 14 Enero, 2010

(empieza la historia completa aquí)

No sé por qué, daba por supuesto que en el baño tendrían alguna toalla para las manos. Me equivocaba.

Así que escurrí como pude el agua de mi pelo y me malpeiné con las manos, intentando modelar la maraña que tenía. Lo de la camisa, tenía peor arreglo. Y los zapatos… fuí asumiendo que podría tirarlos a la basura en cuanto llegase a casa.

La recepcionista (que todo sea dicho, era una persona encantadora), se puso en plan “mami”: Todo el rato me estuvo hablando en términos de “cielo”, “niño”, etc. Lo hacía con su buena intención, pero no hacía sino aumentar mi humillación.

Trae al tarado

Me obligó a quitarme la camisa, por miedo a que pillase una pulmonía. Para no ir desnudo por la oficina, me dejó una rebequita de punto que tenía ella.

Como por volumen yo era así como el doble que ella, no podía abrocharla, además de quedarme justa. El resultado es que parecía salido de una peli sadomaso de saldo.

Y se esta guisa fuí a hacer el test psicotécnico: Medio desnudo, tiritando de frío y aguantando la cara de marcianos que me ponían mis compañeros de aula, que hacían el mismo psicotécnico que yo.

Tal vez fueran las ganas de irme, pero acabé los test antes del tiempo marcado y sin pocos fallos, así que la chica de R.R.H.H. me dijo que podía hacer la entrevista con el técnico que iba a determinar si valía para el puesto en cuanto a conocimientos.
Por cierto: Normalmente, esta entrevista la hacían al día siguiente de los psicotécnicos.

Lo lógico habría sido decirle a la entrevistadora que aplazásemos la entrevista, pero ¡NO! decidí que un poco de lluvia no iba a joder mis planes.

PD: Si, la frase de arriba es copypaste del anterior post. Pero sigue siendo igualmente válida.

PDD: Por petición de una compañera, meto más tabulado entre los párrafos.

Sigué aquí

Agradecimientos

By , 12 Enero, 2010

Aunque esto tiene muy poco tiempo de vida, quería dar las gracias

A toda la gente que ha difundido, twitteado, enlazado… mi blog.

A Jorge Roberto Martinez, Esteban Mucientes, Ana Aldea… y a otros muchos, que segúramente no soy consciente de que me ayudan pero que lo están haciendo.

A Yellow Mind por agregarme a una velocidad de vértigo y darme visibilidad ante muchísima gente con la que nunca habría soñado que visitasen mi blog.

A las críticas constructivas (incluídas las “Es feo“, “Es un rollo” o “Carlos, ¿de verdad tienes tiempo para estas chorradas?“).

Y vamos, en general a todos los que habéis llegado hasta aquí y habéis leído (o al menos lo habéis intentado) un post. Espero ir mejorando ésto y tener algo decente e interesante de leer en una semanas.

El segundo gran diluvio y entrevista al desnudo (I)

By , 8 Enero, 2010

Octubre de 2003.

La primera historia que quería contar, fue una de mis primeras entrevistas. Es de esas cosas que cuando acaba el día y echas cuentas, te das cuenta de que no puedes morir sin publicarlo en algún lado.

La llamo “Segundo diluvio universal” porque el primero fue mi primera entrevista, de la cual ya hablaré más adelante.

Estaba de viaje en Southhamptom y volvía muy contento a España, porque al día siguiente tenía mi segunda entrevista. Era de una empresa que solía coger bastantes matemáticos, así que tenía grandes esperanzas de conseguir trabajo.
Durante mi estancia de 7 días en Inglaterra no había llovido ningún día.
¿Qué tiene esto de anecdótico?
Pues que salí del metro, con mi corbata y camisita (se me había olvidado la chaqueta en casa) y me encontré con el puto diluvio universal.
No estoy exagerando: No es que se me mojasen los zapatos, es que estaba metiendo los pies dentro del agua hasta los tobillos!!!!Marv Bajo la lluvia
En un momento de lluvia intensa, me metí dentro de un garaje mecánico. El mecánico que había dentro (unos 40 años) me miró y se estuvo descojonando un buen rato. Creo que dijo un “Chico, te vas a poner malo”.

Finalmente, pude encontrar la calle y entré en el lugar.

El pelo chorreando agua, la camisa completamente transparente (marcando pezones), los zapatos para tirar y tiritando.
Me encontré dentro con una compañera de la facultad. Muy mona vestida ella y completamente seca (es lo que tienen los paraguas).

Llegó la chica de R.R.H.H. y nos saludó. No recuérdo exáctamente cómo, pero la hija de puta de mi compañera me metió una puya delante de la chica para ganar puntos (algo del estilo “soy muy previsora y por eso llevaba paraguas”.

La chica de R.R.H.H. me dijo que no me preocupase por lo de estar mojado, aunque estoy seguro de que se estaba mordiendo el labio para que no se le escapase la risa.

Lo lógico habría sido decirle a la entrevistadora que aplazásemos la entrevista, pero ¡NO! decidí que un poco de lluvia no iba a joder mis planes.
Seguramente por eso, al ironía del destino me fue preparando nuevas putaditas para la entrevista.

PD: No he podido encontrar ninguna foto de alguien empapado que no fuese de un concurso de “Camisetas mojadas”, así que meto una de lo último decente que dibujó Frank Miller.

Sigué aquí

Hellow World

By , 6 Enero, 2010

Tras muchos años pensando en escribir algo sobre el tema (un libro aún me quedaba muy lejos), me he decidido por la forma más barata, rápida y cómoda: un blog.
Llevan pasándome tantas cosas raras en mi vida laboral, que tenía ganas de contarlas.
Y tras gran insistencia por parte de Ana Aldea, me he decidido a lanzar esto.

Poco a poco, en los próximos post iré revelando algunas de éstas historias, centradas inicialmente en mis entrevistas de trabajo, las cuales han parecido en algunas ocasiones dirigidas por Buñuel.
Podré hablar de la entrevista que hice sin camisa, o de cómo me equivoqué una vez de dirección y acabé en una casa de putas por error (no, no me cogieron).
Cuando el tema de las entrevistas se me vaya agotando, empezaré a hablar de mi estancia en empresas, con anécdotas como que durante mi estancia en cierta empresa nacional estuve durante el mes de Agosto con jersey.

Nos vamos leyendo… supongo que por lo general en un descanso del trabajo 😉

PD: El título del post lo he puesto aposta

OfficeFolders theme by Themocracy