Hoy no posteo, ¡hala!

By , 21 julio, 2010

Hola, gente.

Tras mucho tiempo de inactividad, entro aquí para confirmar lo evidente: El blog está cerrado.

 

Muchas gracias a quienes me hayáis leido estos años.

 

Un abrazo

Primera entrevista en el bar

By , 13 julio, 2010

Ya os conté mi segunda entrevista en el bar.
Al menos, ésta fue en un bar “pijo”. Era el bar/cafetería de un NH del centro de Madrid.
Eso significaba buenos sillones, ambiente selecto y música agradable de fondo.
Está a mil años luz de mi PRIMERA ENTREVISTA EN UN BAR.

Había hecho la entrevista en el colegio de abogados el día anterior.
Y me llamaron para concertar una nueva entrevista:
-¿Puedes venir hoy mismo a que te entreviste?
-Si, sin problemas. Lo que tarde en llegar. ¿Cual es vuestra dirección?
-Es que… verás: Como soy comercial, normalmente ni aparezco por la oficina. Si quieres, voy a Fuenlabrada y te entrevisto en una cafetería
Me extrañó un poco, pero tal y como lo contó, parecía lógico.
-Muy bien. ¿Qué conoces de Fuenlabrada?
-Lo único que conozco de la zona sur es el Corte Inglés de Alcorcón.
Como no quería estar horas jugando al ratón y al gato, quedé con él en la puerta de el Corte Inglés de Alcorcón.
Confié en que me reconociera por ir con traje (si, en esta época aún llevaba traje a las entrevistas).

Al final, apareció y nos pusimos a buscar una cafetería.
Era en verano y hacía mucho calor. Y ahí tenías a dos personas que no conocían la zona, buscando una cafetería.
No, no se nos ocurrió meternos en la del propio Corte Inglés.

Al final, vimos desde fuera un sitio que parecía una cafetería bonita y elegante, así que nos metimos.
La parroquia que había consistía en dos hombre entre los 40 y los 60, vestidos con ropa vieja y complétamente borrachos, insultando a la camarera, que les daba voces.
Nos pedimos un mosto y una cocacola, respectivamente e intentamos hablar para la entrevista.
A todo esto, a la camarera se le cayó la bandeja y casi nos pringa con la bebida.

Tras éstas peripecias todo se redujo a lo siguiente: éste hombre era de una consultora y le interesaba mi perfil para pasárselo a Accenture, así que si yo estaba interesado, iba a “La Finca” el viernes para que ellos me ratificaran.
Estaría 6 meses subcontratado con ellos y después pasaría a la plantilla de Accenture, así que me pareció interesante.

Me rogó que le avisase si encontraba otro trabajo y nos despedimos.

Y os preguntaréis… ¿qué relación tiene con la entrevista anterior? todo se sabra…

(Continuará)

Segunda ley de la computación según Golub

By , 9 julio, 2010

Segunda ley de la computación según Golub
Para terminar un proyecto poco planificado para empezar pronto se necesita el triple del tiempo esperado.
Uno correctamente planificado solo necesitará el doble.

Pasad todos un feliz fin de semana. No dejéis que os hagan currar hoy por la noche.
¡¡¡Y MUCHO MENOS MAÑANA!!!!

Visita acelerada a la “Zona Cero”

By , 7 julio, 2010

Ya os he contado cosas sobre oficinas en estado de ruina
Esta es la vez que más me impactó, por la naturaleza de la misma.

Corría el año 2005 (si, cuando tuve 5 pagadores en el mismo año) y me llamaron del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM).
Yo estaba ilusionadísimo, porque solo el nombre, ya suena bien. Sería cliente final, muy bien comunicado y estaba en una zona que me encanta. Y luego “pequeños detalles”, como que PAGABAN LAS HORAS EXTRA (no, no es algo mítico, éso sigue existiendo).

Entré en la oficina y vi un lujo increible: una librería en la planta baja y todo lleno de enormes cristaleras.
Subí a la primera planta y estaba con unos sofás de cuero increibles y parecía más un piso de lujo que una oficina. Allí me dijeron que subiese a la 5ª planta.

Y cuando subí a mi planta, me quedé de piedra:
-Miles de cables por el suelo que prácticamente no te dejaban andar

-Grietas en techos, suelo, paredes…

-Trozos grandes de escayola por el suelo… se habían desprendido del techo.

Así que me quedé con la sensación de “En casa del herrero, cuchillo de palo”.
Luego, acabé descubriendo que el aspecto no era muy allá, pero la oficina contaba con muchísimas comodidades que no he vuelto a ver en ningún lado, pero la primera impresión, no fue muy positiva.

Y allí me hicieron la entrevista más corta de mi vida.
Entré en una sala con la que sería mi jefa:
-¿Sabes J2EE?
-Eh, sí. Lo digo en mi curriculum. De hecho, tengo experiencia…
-Muy bien, muy bien. ¿Has trabajado con modelo MVC?
-Pues no, pero estoy dispuesto a aprender…
-No pasa nada, tampoco es imprescindible.
Entonces entró su jefe (Director del departamento, el cual era pequeñito).
-Hola, ¿Sabes J2EE?
-Ya se lo he preguntado yo.

Vale, pues con ésto, hemos terminado. ¿Tienes alguna pregunta?
Yo estaba aún en shock. Debí preguntar algo del sueldo o vacaciones, no lo recuerdo.
Así que la entrevista fueron unos 100 segundos o así.

¿Me cogieron?
Pues eso ya os lo contaré, porque lo que me pasó esa semana, fue de juzgado de guardia y os lo iré contando en posteriores post.

(Continuará)

Ley de Crayne

By , 2 julio, 2010

Ley de Crayne
Todos los ordenadores esperan a la misma velocidad

Pasad todos un feliz fin de semana. No dejéis que os hagan currar hoy por la noche.
¡¡¡Y MUCHO MENOS MAÑANA!!!!

Truco: Cuando estás buscando trabajo y te llaman en horas de oficina

By , 30 junio, 2010

Esta es la conversación más común cuando alguien busca trabajo:
Riiiiiing (si, ya sé que los móviles tienen otros tonos, pero todos me habéis entendido).
-Diga
Hablan al otro lado del auricular y quien coge el teléfono escucha.
-Si, soy yo
Y acto seguido, el interesado, sale de la oficina, hablando un poco con monosilábicos hasta que se le deja de hablar.

-Ajá. Si… no… claro que puedo…

Telefono roto

Obviamente, el jefe y todos los compañeros se han enterado de que está buscando trabajo y suelen empezar a mover ficha (compañeros que quieren tu puesto empiezan a malmeter y tu jefe empieza a buscar sustituto). Y eso no siempre te interesa (lo mismo al final no cambias de empresa).

Esto es lo que hacía yo para disimular:

Riiiiiing
-¿Si? ¡Coño, chavalote! ¿Cómo te va?

Según hablaba, me levantaba y salía por la puerta Y ERA ENTONCES CUANDO DESCOLGABA.

Cuando oía el primer tono, simplemente, me limitaba a pulsar el botón de “quitar el sonido” para poder hablar conmigo mismo y disimular.
Obviamente, con esa frase de saludo, pocos iban a imaginar que era buscando trabajo.

Técnicamente, no es mentir, ¿no? X-D

Definición: Sala de espera

By , 28 junio, 2010

Real Academia del Currante

Diccionario alternativo del trabajador. Edición primera

Sala de espera:

  1. 1. sus. f. Lugar de la oficina donde (como su propio nombre indica), uno espera a que el entrevistador le llame para que le realicen la entrevista.

Las salas de espera son lugares odiosos con sillones por lo general, de diseño y muy bonitos, pero muy incómodos.
Para aumentar el aburrimiento, la única distracción posible suele ser una revista de negocios y/o un folleto sobre lo maravillosa que es la empresa.

En las primeras entrevistas, uno se pone especialmente nervioso en dicha sala.
Cuando se llevan muchas a las espaldas, lo que suele pasar es que te abuuuuuurres.

Muy triste, si.

Ley de Hlade

By , 25 junio, 2010

Ley de Hlade
Si te enfrentas a una dificil tarea de programación, encárgasela a alguien perezoso. Él encontrará una forma más fácil de hacerla

Pasad todos un feliz fin de semana. No dejéis que os hagan currar hoy por la noche.
¡¡¡Y MUCHO MENOS MAÑANA!!!!

Los desastres de la guerra

By , 23 junio, 2010

He estado en bastantes oficinas.
Eso quiere decir que he estado en alguna oficina con tecnología del futuro y comodidades increibles. Y he estado en oficinas que estaban con desperfectos, grietas y problemas que deberían ser propios de hace 100 años.
Rizando el rizo, he llegado a estar en alguna que cumplía las dos cosas.

en mi penúltimo trabajo, puede que se llegase al record de problemas inesperados. Hasta el punto de que empecé a fotografiar lo que iba pasando cada día.

1) Dias sin equipos
Había un problema fuerte con los enchufes de la oficina. Así que llegó a ser habitual llegar al trabajo y no funcionar los ordenadores

Pulsar para ampliar

2) Días sin electricidad
El punto anterior llevado al límite. Se perdía definitivamente la electricidad y dejaba de funcionar TODO.
Un día de descanso en una cafetería no está mal, pero cuando llevas un retraso de 1 semana en un proyecto, hace que te subas por las paredes.

Pulsar para ampliar

3) Albañiles trabajando
Debería ser lógico que para derribar parte una pared a golpes y luego levantarla desalojaran la oficina, pero no. Así que estuvimos trabajando con un nivel de ruido comparable a un martillo neumático

4) Pintores pintando
Esto fue más fuerte, porque el grado de intoxicación fue bastante alto. Salimos entre mareadillos y colocados. Fue gracioso

5) Caida final
Tras ver algunas goteras y cómo pasaba el agua de los desagües por encima de la cabeza de un par de compañeros, pasó lo que tenía que pasar.
Un día al llegar al trabajo, parte del techo se había caído sobre sus sitios. Por unas horas, no cayó sobre sus cabezas.

Pulsar para ampliar

Pulsar para ampliar








Esto por no hablar de los baños repugnantes, el hall asqueroso y sucio, la cafetera que tenía prácticamente vida propia…

Finalmente, me fuí de la oficina y al año acabaron mudándose a un lugar decente.

Recopilatorio

By , 22 junio, 2010

He recopilado todas las entradas de “Definiciones“, para que el “ Diccionario alternativo del trabajador” tenga una dirección sencilla y tenga aspecto más de “diccionario”.

Os dejo el link:

Diccionario alternativo del trabajador

El estilo deja mucho que desear, ya lo sé, pero os prometo que algún día el blog tendrá una estética muchísimo mejor.

OfficeFolders theme by Themocracy