Posts tagged: enfrentamiento

El segundo gran diluvio y entrevista al desnudo (y V)

By , 3 febrero, 2010

(empieza la historia completa aquí)

Por fin acabo la historia de la super-entrevista, con final apoteósico.

Estaba esperando (con mi sudadera del DIA, que no se os olvide) a que acabase la chica a la que estaba entrevistando el psicólogo.
Entonces, se abrió la puerta y salió la chica, llorando a moco tendido, berreando y casi sin respiración.


La recepcionista (que ya os dije que era un encanto de mujer) rápido fue a consolarla. Fue con ella al baño para que no le viéramos llorar y ya se tranquilizó.
Yo me quedé a cuadros. ¿Qué clase de animal iba a encontrarme dentro de la sala?
Y entonces entré en mi última (esta sí) entrevista en la empresa.
El psicólogo, un hombre mayor, con pinta de amargado y de haber follado muy poco, miró con desprecio mi sudadera del DIA, y me recibió con estas palabras (especialmente seco y borde):
-“Aquí estamos buscando una persona que cumpla unos requisitos. PUNTO. Y si usted no cumple los requisitos, no nos interesa. No significa que usted sea peor o mejor, es que no nos interesa. ¿Ha quedado claro?“.
Y mentalmente escuche un “Gong” dentro de mi cabeza. PRIMER ASALTO!!!!!


Le contesté: “No tengo ningún problema si no soy el indicado para el puesto, siempre que se me hable con educación y respeto, ya que EXIJO el mismo respeto que con el que yo hablo



No recuerdo exáctamente las preguntas que me hizo. Digamos que yo había asumido que no entraba ahí ni de coña, así que decidí vengar a la chica que habían hecho llorar.
Básicamente, concebía cada pregunta suya como una agresión y contestaba con la misma violencia.
Os voy a poner un ejemplo de una pregunta que si que recuerdo:
Psicólo amargado: “¿Qué piensan tus amigos de tí?
Carlos en modo “soy guay”: “Piensan que soy el mejor en todo lo que hago

Tras 5 minutos INTENSOS de toma y daca, acabó con un: “Creo que ya no tengo más preguntas
Le contesté: “Pues hala, hasta luego“.



Salí de la sala con la cabeza bien alta, mi sudadera cutre y con mi camisa mojada en una bolsa del DIA. Me despedí de la recepcionista y le di las gracias por dejarme la ropa y me fui para casa pensando en las ganas que tenía de un brasero y una taza de leche con Nesquick calentita.



Por la rama que estudié en la carrera (matemáticas computacionales) estaba más orientado a ese trabajo que la mayoría de compañeros de carrera que hacían la entrevista.

Conozco a varios compañeros de la facultad que hicieron la entrevista, y a todos les cogieron.


Por cierto, por si alguien tiene la más mínima duda: NO, NO ME COGIERON.

OfficeFolders theme by Themocracy