Posts tagged: Amenazas

Peleando un mes de contrato (II, negociación)

By , 2 Junio, 2010

Imprescindible ver el post anterior aquí.

Llegó el día en que tenía que ir a mi empresa a firmar mi salida.

Así que fuí al trabajo y me llevó a su despacho una mujer a la que no había visto en mi vida, pero que por lo visto hacía de “ejecutivo ejecutor” para despedir a la gente.

Le dije que quería estar lo suficiente hasta el año. Me cogería vacaciones esos días y cuando llegase al año, me podrían despedir. Al haber disfrutado vacaciones no acumuladas, me pagarían menos en el finiquito (aunque no tanto para compensarles mi sueldo de esas dos semanas).
En plata: quería que perdiesen dinero, ya que tendrían que pagar durante un mes más mi sueldo y mi seguridad social.
Ella dijo que era imposible (me lo imaginaba).


Me marqué un bluf: Le saqué el contrato mercantil.
-Mira, no quería tener que recurrir a ésto, pero según este papel se puede deducir que me tenéis que pagar 3.000€
-Hombre, Carlos, el contrato se refería a que eras tú a nosotros.
-Si, si. Pero eso no queda claro y bien reflejado. Se puede deducir lo que digo yo.
-Ya pero el “espíritu del contrato” dice lo otro.
-Mira, he hablado en Indra con el sindicato. Habéis despedido a media plantilla y seguro que C.C.O.O. está deseando cogeros por donde sea para machacaros. A mí me saldría por 30€ el abogado. ¿cuánto os costaría a vosotros?

La mujer con la que hablaba se metió en una sala para hablar con otra gente.
A los 5 minutos salió: Accedían a mi petición. Haría el año en la empresa.

Decir que también me aproveché de que tras haber despedido a mucha gente y haber tenido varias denuncias, estaban dispuestos a bastante para ahorrarse más abogados, porque llevaban una racha bastante mala.

Como tenían ganas de perderme de vista, firmamos los papeles de salida con fecha CASI UN MES POSTERIOR a la fecha actual. A mi me daba igual y así me ahorraba volver.

Aunque todo puede parecer cerrado, esto tiene un epílogo que me dejó de piedra. El próximo día cuento el final de mi historia con la empresa más penosa del mundo.

Continua aquí

OfficeFolders theme by Themocracy